sábado, 25 de octubre de 2014

Larrun desde Ascain.

 Domingo 19
Dani junto a las dos "Isas" en la cima, desde aquí las vistas son increíbles.
Isa (Suku) tenía muchísimas ganas de hacer este monte, llevaba un montón de tiempo proponiéndomelo, para mi gusto una cima de estas características como que no me gusta, eso de llegar arriba y encontrarte un circo con sus restaurantes, un tren que sube hasta la misma cima y cientos de personajes de lo mas variopinto, yo no es lo que busco cuando salgo a la montaña peeeeero al final cedí jajaja, todo por ver esa carita de niña buena a Suku y por otro lado no va ser siempre ir con el "gancho" metido y con un dorsal colgado....no?? o si jajaja.
Al final no fue tan terrible, lo pasamos muy bien e incluso supimos disfrutar del "circo" que había allí arriba, flipamos con mas de un@ y como negarse a una cervecita fresca después de una exigente subida como la que tiene desde Ascain.
Dani y yo como cabía esperar, la última parte la subimos a modo kilómetro vertical, es algo que nos supera que le vamos a hacer, vino de serie ya con nosotros je,je.
Otra parte de la "banda" Asun, Juani, Ale y Patxi, estaba corriendo en Donosti la Clasica de 15 km, después quedaríamos tod@s juntos para comer en Bera de Bidasoa en otra de las fijaciones de Suku, el restaurante Zalain, iba todo en el mismo pack.
Me encanta este "selfie" jajaja.
Isa (Suku) acariciando a la yegua, una pasada lo mimosa que estaba, detrás Isa y Dani.



Petit de Larrun, comenzó a construirse en 1912 homenajeando a la emperatriz Eugenia de Montijo (esposa de Napoleón) pero la primera guerra mundial paralizo las obras y hasta el año 1926 no fue inagurado.
Bonito día, la nota negativa fue que los amig@s de lo ajeno se cebaron con la furgo de Patxi, documentaciones, tarjetas de crédito y movil pasarón a manos de  mala gente, por no hablar del chandrio con la ventanilla que fue "atomarporculo" claro. Por otro lado sin responsabilizar en absoluto al restaurante, cuando nos dimos cuenta y lo comentamos a la camarera que nos atendió, nos dijo que era algo habitual que en el parking robarán en los coches, que cada uno haga la valoración que quiera pero yo ni volvería a un restaurante donde es habitual esto ni lo recomendaría a nadie, así que Restaurante Zalain yo tomaría nota e intentaría poner solución, creo que vuestros clientes se lo merecen, o no?
De ninguna manera los txorizos consiguieron amargarnos el día y el recuerdo del domingo sigue siendo del de haber pasado un gran día con un@s magníficos amig@s.
Y eso ha sido todo, hasta muy pronto.
Gabi.